Técnica Oblícua

El pionero de la técnica oblícua fue Balsey [1969] y consiste en analizar el electrochorro con una haz ancho tal que se le ilumine sobre un sector amplio el el plano ecuatorial. La dispersión coherente puede luego recibirse desde un zenit cercano a ángulos de elevación menores. A menor águlo de elevación, mayor la distancia de la capa E, mientras que mayor sea la proyección de la visión directa del radar sobre la velocidad del drift del electrón, mayor será el promedio de corrimiento Doppler del eco. Al tabular el corrimiento Doppler de tipo 2 vsersus el rango de la inclinación de dispersion, se puede estimar la velocidad promedio de drift del electrón y la polarización del campo eléctrico [ejemplo Hysell and Burcham, 2000 ]. Por otro lado, al usarse el corrimiento Doppler de tipo 1 se puede obtener mediciones relativas de las temperaturas de los electrones y el promedio del viento neutral de la zona [ejemplo, Balsley et al,. 1976 ; Chau et al., 2000 ] Esta técnica asume una geometría de capa delgada del electrochorro y no provee de información altitudinal. La técnica oblícua ha sido recientemente mejorda al añadirse un nuevo arreglo de antenas que generan un haz oblícuo muy angosto en dirección Este-Oeste [ Hysell et al. 2001 ], que con ayuda de un modelo numérico tri dimensional del potencial ionosférico electrostático, ha usado esta información para obtener perfiles de los vientos neutrales zonales a alturas de la región E.

A continuación se muestran los espectrogramas obtenidos usando la técnica oblícua con el modo Este-Oeste [ Chau et al., 2000 ] y el modo Angosto-Ancho  [ Hysell et al., 2001 ].

Modo Este-Oeste

Modo Angosto-Ancho