Modo Drift

Las principales salidas de estos modos son los drift zonales y/o los drifts verticales. Las medidas de velocidad del Drift se pueden realizar con alta precisión en Jicamarca debido a que es posible apuntar el haz perpendicularmente al campo magnético. Con esta orientación los tiempos de correlación de la señal son largo y las velocidades son fáciles de obtener mediante la fase de la ACF [ Woodman y Hagfors, 1969 ]. Alternativamente, desde el punto de vista de frecuencias, el espectro de la señal dispersa se vuelve angosta, haciendo que la medición de corrimientos Doppler sea fácil. Como resultado, se ha logrado medir en Jicamarca por años velocidades precisas del drift tanto verticales como de este a oeste en la región F y por lo tanto de campos eléctricos.  En contra parte, es mucho más difícil realizar mediciones de velocidades de norte-sur con precisión. Algunas mediciones del drift meridional han sido realizados pero aparentemente con errores sistemáticos inexplicables en la información recibida.

Los drift verticales pueden ser obtenidos ya sea apuntando la antena de Jicamarca en su totalidad (ambas polarizaciones) perpendicularmente a B (modo de drift vertical) o mediante el uso de 2 haces cuasi simétricos apuntando perpendicularmente a  B hacia el Este y Oeste (modo drift de Este-Oeste). El primer modo permite realizar mediciones relativas de densidades de electrones mietras que el segundo modo permite mediciones de drift regionales. 

El programa de mediciones drift verticales y regionales empezó en Jicamarca a fines de los 60 mediante un squema de procesamiento puslo a pulso. Los resultados del analisis pulso a pulso en reducciones significantes en  errores de estimación estadística fueron derivados de información de fase correlacional ruidosa. Más aún, el auto-eco parásito es eliminado y las medidas drift no son affectadas por errores sistemáticos que podrian originarse en aplicaciones de multipulso.

La incertidumbre en los estimados del drift en la Región F en la visibilidad  E X B obtenidos es Jicamarca en el método de correlación pulso a pulso mencionado arriba (para más detalle, ver la descripción original por Woodman y Hagfors [1969]) puede ser tan baja como a 2 m/s (o 50 μV/m en términos equivalentes al campo magnético) cuando el radar es operado para proveer de resoluciones de 5 minuto de tiempo y 15 km. de altura. Consecuentemente, la alta precisión de la información recogida de los drifts de la región F en el Radio Observatorio de Jicamarca por las últimas dos décadas constituye una muy precisa y única fuente de información relacionada con la electrodinámica en la ionósfera a baja altitud. La base de datos en una de las principales fuentes usadas en el estudio por temporadas y variaciones del ciclo solar en la electrodinámica ecuatorial, como también la respuesta de la ionósfera a baja altitud frente al esfuerzo magnetosférico. La componente vertical del drift ecuatorial E x B monitoreado en Jicamarca tambien ha sido identificado como el parámetro de entrada más crucial requerido por los modelos ionosféricos de baja altitud para la predicciión del comportamiento de la ionósfera hasta la regiión de anomalía, y posiblemente para pronosticar la ocurrencia ecuatorial de la F dispersa.

Desde 1996 las mediciones del drift de plasma  de dispersión incoherente de la región F en Jicamarca han sido implementadas usando un nuevo acercamiento por procesamiento de señales reemplazado el tradicional método de correlación pulso a pulso. El nuevo método, basado en la estimación del espéctro de Doppler y ajuste no lineal de mínimos cuadrados  para modelar el espectro obtenido con la teoría de dispersión incoherente, mejora la sensibilidad de los instrumentos notablemente en condiciones donde la señal a ruido es baja. Con el nuevo método se ha vuelto posible obtener información de drifts de alta calidad casi durante casi todas las horas del día de la mayoría de las alturas de la región F. Ya no es necesario el suavizado altitudinal de la data del drift para reducir el ruido de la medición, y los estudios de las variaciones de altura de los drifts pueden hacerse con mucha más certeza que antes. Ondas oscilatorias de gravedad de baja amplitud han sido detectadas a alturas de la región F y una circulación vertical en el plasma de la región F ha sido observada en el perido posterior a la puesta del sol [Kudeki y Bhattacharyya, 1999]. Este nuevo acercamiento puede ser aplicado tanto a los modos de drift vertical o Este-Oeste (Mayor detalle en Kudeki et al. [1999]).

Los parámetros típicos para los experimentos son:  IPP=1000 km, PW = 45 km (codificado con Barker), rango de muestreo = 15 km, rango de muestreo = 45-960 km. Información pura de voltajes son grabados conjuntamente con espectros integrados de 20 segundos y funciones de espectro cruzado.